El café y la reducción del riesgo de enfermedades crónicas

A estas alturas, seguramente estarás al tanto de la mayoría de los beneficios del café. No hay duda de que el café ha sido objeto de numerosas investigaciones científicas que han respaldado sus ventajas para la salud. 

Ahora, profundicemos aún más en un tema de gran relevancia: el café y su papel en la prevención de enfermedades crónicas. Si tienes riesgo de padecer alguna enfermedad crónica, el café podría ayudarte a reducir esos riesgos, y aquí te contaremos más al respecto.

Reduce el riesgo de contraer enfermedades crónicas

Investigaciones recientes han demostrado que el consumo regular de café puede disminuir el riesgo de padecer enfermedades crónicas, entre ellas: diabetes tipo 2, cáncer, hipertensión, Alzheimer y Parkinson.

Corazón e hígado

El corazón y el hígado son dos órganos vitales que merecen cuidado especial, y el café puede contribuir al bienestar de ambos. Incluso una modesta taza de café al día puede retrasar la aparición o el desarrollo de enfermedades como el hígado graso o la cirrosis hepática, y al mismo tiempo, puede reducir las probabilidades de sufrir un accidente cerebrovascular.

Un estudio realizado en el Reino Unido durante un período de 12 años analizó a personas de entre 40 y 69 años que consumían café y las que no lo hacían. Se observó el índice de mortalidad durante ese tiempo. Los resultados revelaron que consumir de dos a tres tazas de café al día aumenta la esperanza de vida, ya que disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares, arritmias e infartos.

Menor probabilidad de cáncer

Es importante destacar que el consumo de café debe realizarse con moderación para obtener los mejores resultados. Si se sigue esta recomendación, el café puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de hígado y colon.

Varios estudios han sugerido que las personas que consumen dos tazas de café al día tienen aproximadamente la mitad de las probabilidades de desarrollar enfermedades crónicas del hígado, como la hepatitis o la cirrosis.

Esto se debe a que el café proporciona una serie de nutrientes esenciales, como vitaminas, minerales y antioxidantes, que fortalecen el organismo y lo ayudan a combatir enfermedades.

Menor riesgo de diabetes

Investigaciones científicas basadas en observaciones, publicadas en el British Medical Journal, respaldan la idea de que consumir dos o tres tazas de café al día se asocia con un menor riesgo de diabetes y obesidad.

Los investigadores han identificado una relación entre el consumo de café y la reducción del riesgo cardiovascular. También se ha demostrado que las personas con niveles más altos de cafeína en sangre tienen un índice de grasa corporal más bajo, lo que resulta en un 40% menos de probabilidades de desarrollar diabetes.

Estos hallazgos destacan el efecto protector del consumo moderado de café en la reducción del riesgo de enfermedades crónicas. Recordemos que el café contiene polifenoles, compuestos antioxidantes, cafeína, trigonelina, melanoidinas, así como vitaminas y minerales.

¡Esperamos verte en nuestra próxima edición! Y no dudes en contactarnos, ya que nuestra marca ofrece los mejores cafés del mundo y un servicio excepcional.

Al Día

Articulos Relacionados